Los catálogos corporativos impresos siguen aportando una gran cantidad de beneficios